¿Te cuesta empezar? Tienes un problema

desk-pencil-draw-table-159686

Últimamente en los foros especializados se habla cada vez más de la llamada procrastinación. Este término que proviene del latín, consiste en el hábito de dejar de hacer, proponer y evitar situaciones desagradables u obligatorias y sustituirlas por otras más agradables. Es humano escapar del dolor y buscar el placer y seguro, que todos/as nosotros/as en más de una ocasión, ha evitado algunas de sus obligaciones, o ha dejado de hacer sus deberes.

En principio, está conducta no tiene por qué ser un problema pero si ésta se convierte en un hábito, instaurándose en nosotros/as, puede acarrear muchos problemas, entorpeciendo la consecución de nuestras objetivos y metas, afectando negativamente a nuestra autoestima.

El interés por el estudio y tratamiento de este “efecto perverso” de la procrastinación, se despertó en mi hace algún tiempo, ya que se suele dar tanto en algunos/as de mis alumnos/as como en mis clientes en terapia.

Para evitarla, existen varias herramientas que podemos utilizar para prevenirla y tratarla. Una de la que más me gusta y recomiendo, es la técnica “pomodoro“. Se trata de una método muy sencillo y eficaz. Consiste en hacer la actividad durante 25 minutos y luego tomarse un periodo de unos 5 minutos de relajación. Si reforzamos nuestro trabajo con algo agradable o positivo la técnica será muchísimo más eficaz, instaurándose en nuestra conducta ¡Probarla y veréis como funciona!

¿Qué está mal en la psicología?

 

Una breve introducción

¿Qué es la psicología?. ¿De qué asuntos se ocupa?. ¿Me puedo creer lo que dice?. ¿Es una ciencia?. ¿Y qué significa ser una ciencia?. Todas estas preguntas, y quizá más, son las que pueden asaltar al público en general, poco relacionado con eso de la psicología, que en algún momento de sus vidas se topan con algún tema al que la psicología aporta una respuesta, una guía, una recomendación. Bueno… o, más bien, sería recomendable que se hicieran esas preguntas…

Aunque sería interesante dedicar unas líneas a las terapias no científicas, creencias erróneas en la psicología popular y otros cuentos, en esta serie de cuatro breves posts trataremos de mostrar qué cosas son mejorables para el avance del conocimiento científico en psicología y una propuesta para la mejora.

En 2004 y 2007, en la revista Appied and Preventative Pychology, se reimprimieron y comentaron los artículos de Paul E. Meehl, publicado 1978 en Journal of Consulting and Clinical Pychology, y de Paul L. Wachtel, ensayo publicado en 1980 en American Psychology. En los dos escritos los autores lamentaban el estado de la investigación en psicología. Estado que, según argumentaban, era un resultado directo de la tradición investigadora dominante y el apoyo institucional que dicha tradición tenía.

Este mismo punto de vista manifestaba David T. Lykken, en su artículo What’s wrong with psychology anyway?, que podemos traducir como ¿De todos modos, qué va mal en psicología?, o si se quiere una traducción más castiza: ¿Qué pasa con la psicología?, publicado en 1991 en un libro de ensayos en honor a Paul Meehl editado por la universidad de Minesota. Lykken concluye, basándose en los fondos de financiación obtenidos para investigaciones, las tasas de rechazo de las revistas y la contribución al conocimiento acumulativo de los artículos publicados, junto con el autor del artículo y la tasa del número de lectores, que hay algo erróneo en la tradición investigadora en psicología. Habla de que es difícil no llegar a la conclusión que la psicología no es más que un mal relato de las ciencias naturales.

En este sentido, Lykken argumentaba que la psicología había copiado la forma, pero no la sustancia, de las ciencias naturales, y apoyaba esta conclusión comparando la actitud de la tradición de investigación en psicología con la de los lugareños de las islas de los mares del sur después de la II Guerra Mundial. Durante la guerra los isleños veían como aterrizaban los aviones de carga en los aeródromos que las tropas improvisaban en las islas. Cuando acabó la guerra y los aeropuertos de campaña fueron abandonados por los militares, los nativos construyeron sus aeropuertos, con su torre de control y sus antenas de comunicación hechas del mejor bambú que podían encontrar. Todo parecía igual que cuando estaban los militares, pero, claro… los aviones no aterrizaban. Para Lykken, la psicología actúa como una ciencia Cargo-cult (de culto a los aviones de carga), imitando a las ciencias naturales, pero sin que lleguen los aviones.

Pero, ¿qué es lo que estaba, o, mejor dicho, está mal en la tradición investigadora predominante en psicología?. En 2011, Bradley D. Woods en su tesis What’s still wrong with psychology anyway?. Twenty slow years, three old issues, and one new methodology for improving psychological research, acogiéndonos a la traducción castiza: ¿Qué pasa todavía con la psicología?. Veinte largos años, tres problemas de siempre y una nueva metodología para mejorar la investigación psicológica, nos resume los tres problemas principales de la investigación en psicología:

  1. La medida de los constructos psicológicos.
  2. La prueba de significación estadística de la hipótesis nula en la evaluación de teorías.
  3. El eterno debate entre lo ideográfico y lo nomotético.
Trataremos por separado cada uno de estos temas problemáticos en la tradición de investigación en psicología y la puerta a la esperanza, que reseña también Woods en su tesis. Una nueva metodología estadística propuesta por James W. Grice, el Modelado Orientado a la Observación (Observation Oriented Modeling).

Written with StackEdit.