Formación en intervención familiar

IMG_3955La formación en intervención familiar es importante para un adecuado abordaje terapéutico de las familias usuarias de Servicios Sociales. Estas intervenciones pueden ayudar y motivar a sus componentes al cambio.

El taller de formación realizado se centró en exponer distintas herramientas terapéuticas utilizadas, para aumentar la motivación y compromiso al cambio de las familias multiproblemáticas, utilizando técnicas de la entrevista motivacional, y en caso de resistencia, evaluar y abordar terapéuticamente los llamados esquema disfuncionales de los progenitores.

Esto último, el abordaje terapéutico de los esquemas disfuncionales, es súmamente importante y se debería de tener en cuenta en la mayoría de las familias multiproblemáticas y/o resistentes al cambio. Abordaje terapéutico propuesto por Young (1990), y que se podria explicar a través de la siguiente gráfica:

Imagen 1Según este autor, hay tres variables que determinan el desarrollo de los llamados esquemas desadaptativos y/o disfuncionales. El temperamento del niño/a, los eventos traumáticos  y el tipo de educación y/o apoyo que le brinden sus progenitores. Así pues, un hecho trumático experimentado por un niño/a, improntará y dejará más o menos huella, estructurando sus esquemas, dependiendo de su temperamento y de la forma que lo aborden o traten sus progenitores.

Estos esquemas disfuncionales harán que el niño/a vaya creciendo en base a unas creencias erróneas sobre si mismo y sobre el mundo que le rodea, favoreciendo a que utilice conductualmente los llamados modos de afrontamiento (Young, 1990). Estos modos pueden ser o bien aceptándolos, o evitándolos. Tanto uno como el otro, harán que el niño/a se desarrolle y crezca en base a unas creencias falsas y que le irán marcado sus experiencias y vivencias durante toda su vida y ésto claro está, se traslada a la forma en la que educará a sus hijos/as en el futuro, cronificando así el problema. Un ejemplo de esto podría ser, un niño/a de trato fácil (temperamento) que haya sufrido un abuso en el colegio (evento traumático) y que sus progrnitores lo traten como un persona débil e inútil o que no le den importancia o que incluso pasen de él. Esta situación desarrollará en el menor pensamientos de “soy débil y no merezco nada” o “estoy solo/a en el mundo y las relaciones son peligrosas”. Con este ejemplo podemos explicar los modos así pues, el niño si acepta que “es débil y no merece nada”, sus relaciones sociales y su comportamiento se basará en dicha premisa y si evita, intentará estar solo/a para que nadie abuse de él, ya que “estoy solo/a en el mundo y las relaciones son peligrosas”.

Como habéis podido leer en esta pequeña entrada, la psicologia va adquiriendo más herramientas y técncias para ayudar a estas familias que presentan tanta problemática.

Para saber más:

  • Miller, W. y Rollnick, S. (2015). La entrevista motivacional. 3ª Edición. Barcelona.
  • Young, J.E. (1990). Cognitive Therapy for Personality Disorders. Sarasota, FL: Professional Resources Press. Keith S. Dobson. Handbook of Cognitive-Behavioral Therapies, Third Edition (p. 346). Guilford Publications.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s