Trastornos de la Conducta Alimentaria y consumo de drogas en población adolescente

Es curioso ver la relación que tiene en ocasiones las Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) con el consumo de algunas drogas supresoras del apetito. Aquí tenéis el resumen de unos de mis artículos publicados en la revista Adicciones. Espero que os parezca igual de interesante que a mi.

RESUMEN

El estudio tuvo como objetivos demostrar si existía relación entre el consumo de drogas y los trastornos de conducta alimentaria, así como qué tipo de drogas son las más utilizadas y si estas se utilizan para suprimir el apetito.

Se desarrolló una escala «ad hoc» formada por los ítems de la Eating Disorder Diagnostic Scale, cuyo objeto es detectar los casos de riesgo de padecer algún tipo de Trastorno de la Conducta Alimentaria, y por ítems cuyo objeto era evaluar el consumo de drogas en una muestra de 446 adolescentes estudiantes de 1º de la enseñanza secundaria obligatoria a 2º de Bachillerato de distintos Institutos de Educación Secundaria de la Comunidad Valenciana, con edades comprendidas entre los 13 y 18 años de edad.

Se encontró una relación entre los adolescentes que consumían drogas y el encontrarse en algunos de los umbrales de riesgo de la escala utilizada ((1, N=444)=3.87; p=.049) no habiendo relación estadísticamente significativa con la variable “tipo de droga” (Alcohol, estimulantes, tabaco u otras). No obstante se aprecia una relación significativa entre la variable “utilizar algún tipo de droga como supresora del apetito” y estar en riesgo de padecer un Trastorno de la Conducta Alimentaria siendo el tabaco la droga más utilizada (66% de los englobados en el umbral de riesgo de la Eating Disorder Diagnotic Scale).

Se concluyó que los adolescentes de la muestra analizada que se engloban en alguno de los umbrales de riesgo consumen más drogas que los adolescentes que no se engloban en dicho umbral de la Eating Disorder Diagnostic Scale, siendo las drogas de tipo estimulante las más utilizadas por estos adolescentes con el objeto de suprimir el apetito.

Primera entrada del blog

Hace ya algún tiempo que estoy pensando en empezar a escribir este blog. La idea es ir poco a poco reflexionando sobre algunos aspectos que creo que pueden ayudar a los que lo leen.

Tras varios años dedicándome a la psicología clínica y a la docencia, he podido observar que existe un gran desconocimiento por parte de las personas sobre muchos aspectos de la psicología en general.

Creo sinceramente que la psicología puede aportar un gran beneficio personal y familiar ayudándonos a superar esos momentos difíciles o delicados de nuestra vida.

No quiero acabar esta primera entrada en mi blog sin invitaros a participar con respeto y educación en él de forma sincera y abierta. Sin miedos.